Administración

Las Ganancias y los ciclos operativos

22 de Enero de 2010.

Las Ganancias y los Cash flow, aunque están relacionados, miden principalmente cosas diferentes. El Cash flow es el neto de flujos de entrada y de salida en un periodo de tiempo. Los beneficios, en cambio, son el neto de flujos de entrada y de salida de unos ciclos operativos completados.

El negocio de una empresa define su ciclo operativo. Los fabricantes , vendedores y las compañías de servicio, por ejemplo adquieren bienes y servicios, los combinan o los presentan, o los muestran de forman que incrementan su valor y encuentran compradores dispuestos para los productos resultantes. Durante el camino, recaudan efectivo de los compradores y pagan a los proveedores de bienes y servicios. Conceptualmente los gastos de operación y los ingresos impulsan el ciclo operativo, pero, de hecho, pueden darse en un mismo estadio, dependiendo de los contratos o la práctica Industrial. Por ejemplo, una empresa podría percibir dinero de los clientes antes de entregarles el bien o el servicio, como en la industria aérea; o al mismo tiempo que la entrega, como es habitual en el sector de venta al detalle, o después de la entrega, como acostumbran a hacer los mayoristas.

La Mayor parte de empresas en curso tienen, por supuesto muchos ciclos operativos coincidentes en varios estadios de compleción en cualquier momento. Las ganancias y el cash flow ofrecen dos visiones de los ciclos en curso, cortándolos de formas distintas. El Cash flow mide los flujos de entradas y salida en un periodo temporal,independientemente del estado del ciclo operativo. Las ganancias miden los flujos de entrada y salida de ciclos operativos que la empresa ha completado en un periodo temporal, independientemente de cuando tengan lugar los cash flow.

Predicciones de Beneficios de Cash Flow

02 de febrero 2010.

El Ciclo operativo es la clave para entender cuál es el valor de los beneficios a la hora de pronosticar cash flow futuros. Si permanece en la misma linea de negocio , básicamente la empresa replicará una y otra vez el ciclo operativo. Siempre que cada ciclo operativo genere entradas de flujo netas positivas, las replicaciones deberían tener un valor positivo. Entonces, los beneficios miden el rendimiento que la empresa replicará en el futuro.

El cash flow se agota por inversiones en capital de explotación y activos fijos, inversiones que contribuirán en los ciclos que todavía no se han completado. Cuando la empresa está en crecimiento, las nuevas inversiones son, por definición, desproporcionadamente grandes en comparación con los flujos de entrada de efectivo de los ciclos operativos completos. Los beneficios, en cambio, contienen el coste de las ventas y la depreciación en cantidades más proporcionales a las ventas, ya que miden los ciclos operativos. Este análisis sugiere que, en casos en que la predicción sea difícil, las ganancias pueden ser más útiles que los cash flow actuales para poder pronosticar los cash flow futuros.

Las ganancias no son una solución perfecta, y es importante comprender los riesgos potenciales de usarlos para pronosticar los cash flow futuros. El primero y más evidente, puede ser que la empresa no replique su actividad empresarial actual en el futuro. Esto podrá suceder, por ejemplo, porque la empresa cambiara la dirección estratégica y pasara a desarrollar productos nuevos o diferentes. En este caso, los flujos de entrada netos provenientes de los ciclos operativos del negocio actual son irrelevantes para los cash flow futuros de la empresa. Con todo, cabe destacar que los del negocio antiguo también son irrelevantes.

En cierto modo, una de las preocupaciones más serias es que los números contables en la mayoría de economías importantes no están ajustados a los efectos de la inflación. Para ciclos operativos en economías con una inflación baja, los desfases temporales para la mayor parte de ingresos y gastos no son substanciales, y por tanto, la inflación crea solo distorsiones menores. La amortización sobre los activos fijos es una excepción importante. En general y como media, los activos fijos se deprecian a un tipo del 20 por ciento en cada año, para los casos de vidas útiles de 5 años. Esto implica que el coste de depreciación en la cuenta de resultados, en promedio, es de 2 años y medio más viejo que la sustitución actual del coste del activo. Si la inflación es del 3 por ciento/anual, entonces el coste de reemplazar los activos fijos será en promedio más de un 8 por ciento que la cantidad mostrada en la cuenta de resultados. esta atenuación del coste será más severa con una inflación superior y con vidas de activos más largas.

Si se identifica los gastos con las ventas, se puede dar problema de criterio.Imagine un fabricante que considere que el ciclo operativo estará completado cuando transporte un producto al cliente. Este es un punto práctico para medir el rendimiento, ya que el fabricante termina su actuación con el envío. el problema es que muchos envíos acabarán en ciclos incompletos: puede que algunos clientes no paguen, mientras que otros devuelven el producto. los empresarios prudentes calcularán e incluirán los gastos de errores y devoluciones en sus cifras de beneficios, pero los que no tengan práctica no lo harán.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s